Todos los cuentos son ficticios; la mierda, sumamente real.

Tuesday, January 02, 2007

Placeres Capitales: Envidia


Calle 34, no había mucho que hacer esa calurosa tarde. Me encontraba en la acera con mis amigos esperando la noche, esperando que el calor dejara hacer mi nariz sudar un poco para recien salir a caminar. Las calles estaban apestosas a eso de las 6 y yo me ergía como un ídolo dorado. Creanme, tal cual un idolo, y eso es porque en la 34 no había un ser que no conociera el nombre de Michael Araneda.

Y bueno, como era regular salí de mi hogar sólo para recorrer las calles y ser aplaudido al pasar. Las mujeres me amaban... o ya me habían amado y deseaban más. Los hombres me respetaban y o deseaban ser como yo, o deseaban mi muerte, dolorosa y rapida. Pero fuere como fuere mi existencia no pasaba desapercibida en el barrio La Calondra y mucho menos en la calle 34. Me moví con recelo siendo seguido cada vez que mis pasos rompian con recelo el silencio sepulcral de la calle. Nuevos sujetos se sumaban y restaban a mi caminata, siendo casi un bus social, la única razón que muchos tenían para moverse de un lugar a otro.

Ese día, 25 de Marzo, había algo especial en el aire. Los cabros que habían salido para volverse oficiales de la puta fuerza policial volvían a sus casas luego de casi un año de entrenamiento y en el aire se olía duda, exitación y esperanza para nuestro humilde barrio. La Calondra se había iluminado desde la calle central hacía la periferia y todos aguardabamos en la estación del ferrocarril por los nuevos represores que habían dejado el lugar como humildes muchachos y probablemente volverían como egoístas y trastornados mosalbetes sin razón ni gloria. Pero eso no esperaban todos. La gente esperaba por el gran milagro anual. Esperaban que alguno de los jovenes llegara diciendo "Hey!, fui nombrado Capitan/teniente/alguna puta mayor, y podré ir a la capital!", pero como eso no solía suceder yo había perdido toda fe y sólo había asistido porque... bueno, digamos que la Calondra es bastante aburrida... de hecho la calle 34 es sólo un nombre, no hay mas de 20 calles en este pequeño basural. Y aparentemente el milagro se acercaba en el tercer vagón del tren 18.

Al bajarse se notó la cara de vergüenza de los mequetrefes. Todos abrazaban a sus novias y familias con la cara entre los cocos e intentando cubrir la solitaria rallita de su hombro que mostraba su puesto de simples cabos. Suches de los opresores. Todos patéticos. Todos menos uno. El desgraciado espero hasta el último para bajarse luciendo dos estrellas en cada hombro y un gorro mucho más sobervio que el de sus conterturlios. Ahí fue cuando realmente quedó la grande. Se fueron todos de sus cabales. Abrazos, admiración. Para la otra le podrían haber puesto sus culos rancios al frente esos miserables. El imbecil no había hecho nada util por nosotros. ¡Nada!

Así fueron los siguientes días:

Lamidas de culo, aplausos, miradas con cuchicheo, aplausos, gritos, algarabía, loas, dedicaciones, fanáticas, aplausos, lamidas de culo y más aplausos.

Me apestó. El tipo era un patán. Un cochino, patético, enano, mocoso, sobervio que nunca le había ganado a nadie. ¿Donde estuvo él cuando tuvimos en la falta de carne? ¿Cuanto corrió el las competencias regionales? ¿A cuantos soldados sacó del camino cuando vinieron a acabar con nuestras tierras? Nada... El tipo no era nada. Pero aún así un logo en su hombro lo hacía ser más hombre, más valioso, más poderoso y respetado que cualquiera de los otros. Y tuve que vivir con eso.

El imbecil se pavoneaba por las calles, la gente le hacía séquito para hablar de sus porquerías... los amaban hombres y mujeres y al tarado parecía no importarle y sólo les sonreía como con pepsodent y seguía su camino. Pero no lo permitiría así... claro que no. No permitiría que me dejara a un lado. Jamas permitiría que alguien me dejara a un lado. Así que opté por lo sano, si estos tarados querían un heroe, tendrían un heroe. Así que decidí adelantarme a los movimientos del gobierno en nuestra zona y aparecerme un tanto antes por sus casas. Si querían echarnos de NUESTRA tierra, tendrían que saber lo que era perder lo suyo primero. Aparecí tarde por su barrio, ese con las casitas comodas, todas iguales, pan de molde, y me armé con botellas de bencina. En pocos minutos con mi bicicleta había dejado la grande en cada una de sus casas sin importar familia, pertenencias o hijos. Todos los hijos de puta ardían en su mediocridad. Algunos habían logrado salir, otro no. Pero fuese como fuese, obtendría el respeto que merecía.

Al día siguiente hubo un gran luto en la zona alta, unos cuantos infelices no lograron escapar. El barrio saltaba en vitores y la noticia de que había sido mi mano la incineradora se esparcía como la malaria. Recuerdo claramente la ceremonia. Algunos asistimos encubiertos para poder reir con orgullo. Otros como el miserable soldadito de plomo se encontraban ahí haciendo honores. Recuerdo el calor de esa tarde. Recuerdo que me miró a los ojos silenciosamente mientras parecía en luto. Por un segundo nuestros ojos se cruzaron y el tipo me sonrió complice. Yo le sonreí de vuelta y partí de vuelta a la Calondra. No lo se... si el tarado no hubiera estado ahí... no me hubiera superado. Y probablemente ahora él me superará a mi. Pero que importa la mierda. Ese tipo siempre tendrá un fan en mi persona. Porque de no existir un hijo de puta que no merezca lo que tiene... ¿como mierda me nacería ser mejor de lo que debo? Nada... Adoro el sabor de la victoria, más aún cuando se que se avecina una derrota que tendré que superar.

19 comments:

Jotigliare said...

bueno, bueno.
una mezcla de envisia e ira, me gustó bastante.

Pancha said...

se ve, se ve la envidia en la mirada... un saludito...

Nacho ® said...

Gracias por pasar caballero y dama.

Nos leemos.

Ataraxia said...

NachO.
En ocasiones usted caballero me parece descabellado, no te preocupes yo soy calva.. Jojojo

Una extraña forma de seducir, será la magia de tus nudillos o la paz que provoca en mi paladar leer tus vocales.

Narras de una forma tan animal, que se hace imposible tocarte, por consiguiente estas aqui.

La envidia, el placer/dolor más capital que puedes dibujar sobre mi espalda. Es un sentimiento negativo para el mundo, para mi un manjar de dioses en mi oido...

Saludos!
Carolina

Ataraxia said...

Pd. Se me olvidaba a bailar cueca!!

Nacho ® said...

Jajaja, gracias dama.


Entre calvos nos despeinamos.


Saludos

Miss Neumann said...

Gracias por la visita y por las lindas palabras... por aqui andarè!!!

besos y que quede claro yo no soy lector de mierda... soy una mierda de lector. jajajajaj

Pera Acaramelada said...

(me dio mucha risa la foto es demasiado denigrante xD)

me gusto :), senti la envidia de aquel tipo y tambien el orgullo.

no estoy muy expresiva sorry, vuelo por otros lados.

te extraño :O

muak!

Kaitos said...

Me encantan tus versiones de los pecados.
Tus vueltas a los sentimientos mas difundidos de la humanidad desde sus comienzos, son geniales.

La envidia no fué la excepción, es brillante. Natural y sofisticado.

Lamentablemente mi blog en este momento perdió su toque. Cayó piedra sin llover. Y se fue para el lado de los reproches familiares... Espero que se me pase pronto... y encima se opacó un texto erótico que me venía gustando...

En fin, le mando un abrazo de costa a costa.

Nacho ® said...

Gracias por sus visitas.

Miss Neuman: Noté que es una lectora de mierda y no un lector.


Perita: Me dejaste en luto. Se te hecha de menos.


Kaitos: Eres de los pocos lectores que sienten y conocen los pecados capitales. QUe bueno que lo hayas disfrutado.

fgiucich said...

Una envidia incendiaria, como para hacerse notar. Abrazos.

Eleanor Rigby said...

Que envidia de mierda¡!! Ojala se me caiga el pelo.

byes.

Nacho ® said...

Gracias a ambos por leer y sentir la envidia.


Saludos.

Pauli said...

buen cuento nacho, me gustó, se vivía la envidia del tipo!

Muchos saludos y trata bien a mi primo!

pd: soy la bird, mi blog antiguo murio porque no abre y me hize otro mas... personal.

cuidate!

Nacho ® said...

Saludos Bird/Pauli

Vale por leer. Visita mis otros textos y blogs :P

Ale said...

sweet!
ta bueno man.
aunque le falto un poco al final...
creo yo.
cuidate!

Peace and respect mon!

Nacho ® said...

Lo miro man y pienso que era una posibilidad... pero mas mejor que no.



Nos leemos dude

Peace Mon!

Alfonsina said...

Weno. El final con algo de moraleja yla foto...jajaa!!! que bueno ser mujer no más...humillante...jajajaa!!!

Saludos!

Alfonsina (...Cicuta O Maleza?...)

Nacho ® said...

No se porque me dio la tincada de que no leiste dama.

EN fin, la visita se agradece igual.

Saludos

VOTA OPCIÓN 2!!!

Vota por mí

Contributors